• Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

Comunicado

Comunicado de Prensa

27 de abril de 2017

Contacto: Manolo Coss, manolo.coss@gmail.com

Poderosas uniones internacionales rechazan el Proyecto 938

Los líderes de tres poderosas uniones internacionales le enviaron una carta a los presidentes de los cuerpos legislativos de Puerto Rico expresando su oposición unida y tenaz a la aprobación del proyecto de la Cámara 938, catalogando el mismo como "un desastre para la ya golpeada economía de la Isla, que empobrecería a los trabajadores de Puerto Rico". 

 

"Esta medida ataca a los trabajadores del sector público respondiendo a las crisis financieras con medidas de austeridad que ponen en riesgo los servicios esenciales y anulan los contratos de negociación colectiva por lo que tan arduamente hemos luchado. En pocas palabras, este proyecto de ley es un ataque a la representación sindical de los trabajadores puertorriqueños", afirman los dirigentes sindicales en su mensaje dirigido a Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado  y Carlos Méndez, su homólogo en la Cámara de Representantes.

 

"Todos estamos preocupados por la salud económica y el futuro de Puerto Rico. Pero adoptar una medida que devastaría a las mismas personas que trabajan todos los días para asegurar un futuro brillante para la Isla no es la manera de construir un Puerto Rico fuerte y próspero", sentencia la carta.

 

La controversial legislación desmantela los principales conquistas y beneficios de décadas de negociación colectiva y reduce el pago de horas extra trabajadas, la aportación patronal al plan médico, los días feriados y otros derechos consignados en los convenio colectivos, que en la práctica quedarían anulados. 

 

La misiva es firmada por Mary Kay Henry, presidenta de la Unión Internacional de Empleados de Servicios (SEIU, en inglés), Lee Sanunders de la Federación Americana de Empleados de Estados, Condados y Municipios (AFSCME) y Dennis Williams de la Unión de Trabajadores de la industria Automotriz (UAW).

 

Las tres uniones suscribientes representan a sobre 4.5 millones de trabajadores y trabajadoras activos y jubilados en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.